CHAT CONSTRUCTIVO
Últimos temas
» UN MAESTRO DEL SIGO XIX
Mar Sep 06, 2016 3:23 am por Alejandra Correas Vázquez

» HISTORIA DEL VIAJERO
Miér Ago 24, 2016 4:39 am por Alejandra Correas Vázquez

» DIÁLOGOS EN LA NEBLA
Sáb Ago 20, 2016 4:39 am por Alejandra Correas Vázquez

» TRAGEDIA EN CÓRDOBA (1767)
Lun Ago 15, 2016 1:49 am por Alejandra Correas Vázquez

» EL TATITA JOSE
Lun Nov 30, 2015 4:14 pm por Alejandra Correas Vázquez

» PEREGRINAJE DE UN REY
Mar Nov 17, 2015 4:04 pm por Alejandra Correas Vázquez

» ROMANCE DE ESPERA
Vie Oct 16, 2015 6:23 pm por Alejandra Correas Vázquez

» EL JUGUETERO
Jue Oct 08, 2015 3:32 am por Alejandra Correas Vázquez

» Sueños poéticos, transito al infierno
Vie Jun 12, 2015 11:19 pm por Ramon Danilo Correa

Compañeros
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 37 el Miér Nov 17, 2010 2:59 pm.

EL PESCADOR Y EL BOHÍO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EL PESCADOR Y EL BOHÍO

Mensaje por DOPETRY el Mar Oct 06, 2009 9:27 am

Un grito como de espanto

estremeció la montaña

y la montaña meció los árboles.

Y esos árboles con sus hojas

señalaban la tragedia,

la tragedia que acompañaba a las lágrimas,

las lagrimas del pescador, del pescador herido.

¡oh Dios , oh Dios!

Era su grito como de espanto.

¡llévame, llévame si existes!

aunque es inútil, no creó que existas,

no existes en mi , tal vez en ellos, en aquel..

¿Existes Dios?

Si la muerte no es mi consuelo

que al menos me lleve un anima del monte;

hoy mi anzuelo a pescado a la muerte,

y la muerte trajo su miseria,

ella se solapa entre las planicies de mis huellas,

y la noche sin estrellas.

Aunque sus bríos se acomodan en algún lugar

pero no las veo,

tal vez las estrellas que son de otros

mas no mías.

Noche, ¿qué me has hecho noche?

día que me deparas ¿una creciente de lágrimas?

lágrimas y lágrimas y mi derecho a maldecir.

¡Río que todo me has dado!

ahora me dejas el silencio, aunque no es mucho.

El silencio también se calla.

¿De qué me sirvió Matilde refugiarte del sereno?

¿De que me sirvió Matilde haberte dejado en el bohío?

Maldita la hora en que te dejé sola,

maldita la creciente que te arrastró mientras soñabas.

Se que soñabas con el amanecer;

yo llegaba y tu me veías

yo corría hacia a ti y tu hacia mi,

y mí abrazo se mezclaba con tus besos y tu beso

era mi recompensa,

la recompensa más grande que podría recibir.

El río que bendecía hace una horas ahora lo maldigo,

¡oh río! Me has soportado la vida,

¡pero qué es la vida sin Matilde!

la vida sin Matilde no alcanza a la nada.

Claro que tengo pescados,

la alegría del pescador.

Ahora tengo a mi izquierda el fruto de la pesca,

¿Pero qué es el fruto de la pesca?

No más que cadáveres de pescados frescos,

Ahora los peces se comen tu cuerpo

que flota en algún lugar cerca al mar,

y tu cuerpo flota como si no tuvieras alma,

tu alma que seguramente ya se ha ido algún lugar,

al lugar donde quiero partir,

voy por ti,

espérame juntos iremos a lo eterno,

ahora estoy en el puente,

y debajo las filosas rocas,

no tengo paciencia, te extraño…

si alguien me encuentra;

nadie sabrá que me amas,

nadie sabrá que te amo,

pero cuando te encuentre,

el río será nuestro cómplice,

cómplice de nuestra muerte,

y cómplice de nuestro idilio en lo eterno.

Un grito como de espanto

estremece la montaña

y la montaña mece los árboles,

y esos árboles con sus hojas

señalan la hora de mi encuentro contigo.

DOPETRY
Poeta Activo

Cantidad de envíos : 42
ConstruPuntos : 109
Aplausos : 0
Fecha de inscripción : 23/05/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.