CHAT CONSTRUCTIVO
Últimos temas
» UN MAESTRO DEL SIGO XIX
Mar Sep 06, 2016 3:23 am por Alejandra Correas Vázquez

» HISTORIA DEL VIAJERO
Miér Ago 24, 2016 4:39 am por Alejandra Correas Vázquez

» DIÁLOGOS EN LA NEBLA
Sáb Ago 20, 2016 4:39 am por Alejandra Correas Vázquez

» TRAGEDIA EN CÓRDOBA (1767)
Lun Ago 15, 2016 1:49 am por Alejandra Correas Vázquez

» EL TATITA JOSE
Lun Nov 30, 2015 4:14 pm por Alejandra Correas Vázquez

» PEREGRINAJE DE UN REY
Mar Nov 17, 2015 4:04 pm por Alejandra Correas Vázquez

» ROMANCE DE ESPERA
Vie Oct 16, 2015 6:23 pm por Alejandra Correas Vázquez

» EL JUGUETERO
Jue Oct 08, 2015 3:32 am por Alejandra Correas Vázquez

» Sueños poéticos, transito al infierno
Vie Jun 12, 2015 11:19 pm por Ramon Danilo Correa

Compañeros
¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 37 el Miér Nov 17, 2010 2:59 pm.

DEVENIR

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DEVENIR

Mensaje por Alejandra Correas Vázquez el Vie Oct 23, 2009 12:56 am

DEVENIR
………….




Eran tres. Uno traía una flauta, el siguiente un pincel, el último un trozo de greda.



Fueron alejándose por el mundo. La vorágine cayó sobre ellos y los hombres se mezclaron en sus guerras.



¡Vibró un clarín!



La tierra tembló con las bombas. Los tanques rasgaron el suelo y el cielo tiñóse de navíos.



Bajo la corteza de la tierra un mundo vivía en silencio. Los feudos ocultos de Agarti recibían por períodos a los náufragos del “mundanal ruido” … Y allí … Entre aquellos seres de misterio, en el Palacio Subterráneo, volvieron a encontrarse,



El trovador había perdido su flauta. El pintor su pincel. El menor aún conservaba la greda. De las siete puertas que emergían al mundo una se abrió para ellos.



Los hombres y sus combates ya no estaban. Tampoco el rocío. Las ciudades eran un vértigo negro de un sueño despoblado.



Repartieron la greda.



Se acercó un mensajero del Reino Oculto y como último saludo de despedida extendió dos palabras. Dos símbolos, sobre el último objeto que ellos conservaban.



La greda cambió de color.



Fue roja, verde, azul y negra ¡Puñado de tierra fértil! Una alegría invadió sus pechos y arrojándola por los caminos bajaron las pendientes diseminando la nueva vida.



El trovador cantó sin flauta. El pintor iluminó sin colores. Y el pequeño se quedó a jugar con un trozo de lodo, con el que construyó la primera morada diminuta para un caracol que encontrara abandonado.



…………………………...

Alejandra Correas Vázquez

……………………………

Alejandra Correas Vázquez
Poeta Activo

Cantidad de envíos : 34
ConstruPuntos : 100
Aplausos : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.