CHAT CONSTRUCTIVO
Últimos temas
» UN MAESTRO DEL SIGO XIX
Mar Sep 06, 2016 3:23 am por Alejandra Correas Vázquez

» HISTORIA DEL VIAJERO
Miér Ago 24, 2016 4:39 am por Alejandra Correas Vázquez

» DIÁLOGOS EN LA NEBLA
Sáb Ago 20, 2016 4:39 am por Alejandra Correas Vázquez

» TRAGEDIA EN CÓRDOBA (1767)
Lun Ago 15, 2016 1:49 am por Alejandra Correas Vázquez

» EL TATITA JOSE
Lun Nov 30, 2015 4:14 pm por Alejandra Correas Vázquez

» PEREGRINAJE DE UN REY
Mar Nov 17, 2015 4:04 pm por Alejandra Correas Vázquez

» ROMANCE DE ESPERA
Vie Oct 16, 2015 6:23 pm por Alejandra Correas Vázquez

» EL JUGUETERO
Jue Oct 08, 2015 3:32 am por Alejandra Correas Vázquez

» Sueños poéticos, transito al infierno
Vie Jun 12, 2015 11:19 pm por Ramon Danilo Correa

Compañeros
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 37 el Miér Nov 17, 2010 2:59 pm.

Sátira amarga de un matrimonio

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sátira amarga de un matrimonio

Mensaje por Alberto Angel Pedro el Miér Mar 23, 2011 11:20 pm

¡Allá va, feliz y cándida Lucrecia,
a su boda, con auténtica alegría!;
¡sin saber que le depara una agonía
que está a punto de sellar en una iglesia!.

Pronto habrá de despertar del dulce sueño,
en el cual ha puesto toda el alma entera,
¡no imagina el cruel martirio que le espera
con el hombre que ha pedido para dueño!

¡Que le importa no tener un patrimonio!,
¡que del novio se oigan malos testimonios!.
¡Ella va, feliz y alegre, pregonando
su optimismo desbordante por las calles!,
sin pensar que en poco tiempo irá llorando;
“PORQUE ES LEY, QUE CONSUMADO EL MATRIMONIO,
SE SEPULTEN, PARA SIEMPRE, LOS DETALLES”.

¡Mas no quiero ser un cínico aguafiestas!,
que sea el tiempo, quien le enseñe, con los años,
que una esposa lava ropa, limpia baños,
¡pero nunca ha de asistir a alguna fiesta,
donde alegre se festeje un cumpleaños!.

¡Pero miren que sonriente va Lucrecia!,
¡si parece que al dolor audaz desprecia!,
¡que le importa la desdicha en el futuro
y el pensar en un mañana tan oscuro!.

Su mamá, desde hace tiempo, ¡le ha advertido
que el fulano es mujeriego, y también pobre!,
que cuando éste se convierta en su marido,
¡sólo golpes será el sueldo que ella cobre!

Cuando pasen, tal vez ocho o nueve meses-,
ya sabrá que el matrimonio da reveses.
Cuando él venga del trabajo, ¡fastidiado!,
pedirá que la merienda esté ya puesta,
que al placer matrimonial este dispuesta,
¡si no quiere verlo serio y disgustado!

¡Qué decir de los asuntos en su hogar!,
¡los problemas que vendrán a cada paso!,
¡qué terribles han de ser sus embarazos!,
¡a qué precio su capricho ha de pagar!

¡Pero qué feliz se mira así Lucrecia,
en su rostro una sonrisa se le aprecia!.
Ella pronto ha de saber qué es el engaño,
¡Lo más duro ha de venir después de un año!.

Mas, ¡qué importa aquel adverso porvenir!.
Los anillos, están listos para usarse
¡y los novios, desesperan por casarse!.
Pronto habrá de despertar del dulce sueño
detestando a quien hoy quiere con empeño.
¡Pobrecita !, ¡cuánto mal ha de sufrir!.

AUTOR: ALBERTO ANGEL PEDRO.

POEMA REGISTRADO ANTE EL INDAUTOR (INSTITUTO NACIONAL DE LOS DERECHOS DE AUTOR) MÉXICO.

REGISTRADO VIA INTERNET EN: SAFE CREATIVE.

Alberto Angel Pedro
Aprendiz de poeta

Cantidad de envíos : 36
Edad : 45
Localización : Jalacingo, Veracruz, México
ConstruPuntos : 179
Aplausos : 8
Fecha de inscripción : 10/03/2011

Hoja del Usuario
popularidad:
1/1  (1/1)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.